Rehabilitación de Pintura

Rehabilitación de Pintura

Nuestro procedimiento de rehabilitación o brillado de pintura se destaca, además de su eficacia, por su innovación.

El proceso habitual, el cual es implementado en la mayoría de los talleres comunes, consiste en pintar y hacer un repulido, mediante la utilización de lijas 1500 y 2000. Actualmente, optimizamos nuestro proceso en el área de preparación, e implementamos el uso de una lija 3000 y luego una lija 5000. ¿Qué logramos con esto? Degradar el nivel de rayas que produce la lija, logrando un acabado más limpio y, por consecuencia, un mejor resultado. Gastamos menos material y ofrecemos a nuestros clientes un brillado con excelente terminación.